Blog

Blog, Uncategorized

El ultrafondista Brandan Márquez regresa a A Gran Bikedada

El ultrafondista Brandan Márquez retoma el contacto con A Gran Bikedada (www.bikedada.com) después de unos años de ausencia por incompatibilidades con su calendario. El ciclista del Tres Lunas Valdeorras prácticamente comenzará en Vigo el próximo día 16 un calendario de nuevo muy ambicioso. Y aunque la prueba viguesa no tiene carácter competitivo, en sus actuaciones en 2014 y en 2015, por si acaso, alcanzó la meta en primera posición.

“A Gran Bikedada es una prueba que me viene muy bien como preparación. Además, resulta muy atractiva, porque se adapta a lo que cada participante busca en ella”, comenta el ganador del Iron Bike XCM Italia en 2019, entre otras competiciones.

La prueba organizada por Social Ciclismo Fan Manager, en colaboración con otras entidades ciclistas, se celebra el 16 de febrero sobre 100 kilómetros en la distancia de Gran Fondo, entre Vigo y el embalse de Eiras, con regreso a Vigo a través de los municipios de Redondela, Pazos de Borbén y Fornelos de Montes. Y tiene también las opciones de 69 y 42 kilómetros. Colaboran también Concello de Vigo, Deputación de Pontevedra y Fundación Deporte Galego, además de distintas entidades comerciales.

Brandan_F2020_1_SCFM

Ficha personal

Antes de continuar con su trayectoria deportiva, le pedimos a nuestro protagonista que se presente, pues, a pesar de su brillante palmarés, fuera del entorno de la bicicleta de montaña y, en particular, de las modalidades de maratón y ultramaratón, pocas personas conocen a Brandan Márquez Fernández.

“Nací en Vigo –comienza diciendo- y a los 4 o 5 años me fui con mi familia a Santiago. Empecé corriendo en MTB como juvenil, modalidad en la que pronto obtuve buenos resultados, ganando el campeonato gallego. Después pasé a carretera, pero ya exigía más dedicación y yo entrenaba 3 días a la semana, lo justo para poder acabar las carreras. Coincidí en el Hierros Diego con Álex Marque y Juan Mourón, entre otros. El nivel era alto y si no entrenabas, costaba estar con los mejores”.

DSC_0843 comprimido

Futuro incierto

El futuro en la bicicleta era incierto en los albores de sus 20 años. Son las dudas de todo deportista. Brandan no acababa de ver clara una salida profesional en el mundo de la bicicleta, así que “decidí centrarme en preparar las oposiciones para bombero de aeropuertos. Cuando al final conseguí aprobarlas, me destinaron a Canarias y allí, con algo de tiempo libre, empecé a retomar el contacto con la bicicleta”, comenta.

Coco y genética

Del mountain bike tradicional pronto pasó a centrarse en las carreras gran fondo “en busca de nuevas motivaciones”, con especial predilección por los maratones, hasta que estos también se le acabaron haciendo cortos. Por eso, en los últimos años optó preferentemente por los ultramaratones, distancias entre los 130 y 200 kilómetros, que sobre bicicleta de montaña supone una exigencia extrema, o incluso la última moda, los “iron bikes”

El secreto para destacar en esta modalidad deportiva extrema está en “un coco duro, que considero que lo tengo, y un cierto componente genético”.

Brandan

Palmarés

En 2019 firmó otra temporada realmente brillante. Ganó el Iron Bike XCM Italia, después de 7 etapas; fue cuarto en el Campeonato de Europa XCUM (ultramaratón), puesto que ya había alcanzado también el 2017; acabó tercero en la Crocodile Trophy XCM de Australia, disputada en 8 etapas, y se impuso también en la Mountain Quest XCUM de Portugal, entre otros éxitos.

Iron Bike XCM Italia

Después de una dilatada carrera –tiene ahora 38 años-, no duda en calificar la Iron Bike XCM Italia la competición más dura a la que se ha enfrentado nunca. “Es una prueba de una dureza extrema, con el atractivo de las organizaciones italianas, que no se paran en sutilezas. En algunos tramos es como hacer alpinismo cargando con la bicicleta”. En 2019 regresó a Italia para ganar esta prueba en la que en 2018 ya había quedado segundo. Y aún espera repetir en 2020.

Campeón de España

A nivel nacional, también fue dos veces campeón de España de ultramaratón y suma además una victoria en el Open de España. A nivel de Galicia, ha perdido la cuenta de los campeonatos de Galicia que ha ganado.

También participó un año en la Madrid – Lisboa. Lo recuerda especialmente porque hizo equipo con los exciclistas profesionales de carretera Triky Beltrán, Pedro Romero y José Luis Carrasco. Acabamos segundos, por detrás del equipo oficial, y la victoria, después de 600 kilómetros “se decidió al esprín”, señala incrédulo.

Brandan_F2020_3_SCFM

Aventura australiana

“Lo de Australia fue más que nada una experiencia”, nos dice. “Estuvo bien. Fue también una prueba muy exigente, pero no es una competición que puedas hacer todos los años. Australia está demasiado lejos y los desplazamientos son caros”, añade.

Hay que entender que Brandan no es profesional, aunque “entreno 6 días a la semana, fuera de las horas de trabajo. Hay días que hago dos horas y, al menos uno, le dedico 5 o 6 horas; pero de esto no podría vivir y no por resultados, sino porque no encuentras patrocinadores. A lo mejor otros ciclistas encuentran sponsor más fácil, aun con peores resultados, porque vienen de la carretera y tienen más nombre”, añade.

Aves solitarias

Los ultrafondistas, auténticos tiramillas sobre la bicicleta, dan la impresión de que son una especie de aves solitarias, “lobos esteparios”, preparados para sobrevivir en escenarios inhóspitos. No es que sea el caso nuestro protagonista, aunque él mismo reconoce que “el 95 % de las veces salgo a entrenar solo. En parte por incompatibilidades de horarios y porque en Galicia tampoco hay mucha gente centrada en el ultramaratón”, explica.

Autodidacta

Comenta que practica esta modalidad de ciclismo de montaña extremo por afición, o tal vez por una necesidad vital, y se define “un autodidacta total: no tengo entrenador, nutricionista ni nada parecido. Me organizo yo mismo”. La bicicleta extrema, de aventura, es algo que le apasiona y la disfruta. Solo de cuando en cuando echa la vista atrás y la surge la duda de qué habría pasado si en su momento se hubiese centrado al cien por cien en la bicicleta.

También participó en una prueba en Guatemala, La Ruta Quetzal, donde Social Ciclismo Fan Manager realiza labores sociales. Para A Gran Bikedada es una gran satisfacción poder contar en la salida con deportistas del nivel deportivo y humano de Brandan Márquez.

Uncategorized

A Gran Bikedada nace en 2014

A Gran Bikedada irrumpe en el 2014 en el calendario de eventos ciclistas de Vigo y comarca con una espectacular y atípica prueba de bicicleta de montaña de gran fondo, entre Vigo y el embalse de Eiras y regreso, siguiendo la senda de la Traída da Auga, a través de los concellos de Redondela, Pazos de Borbén y Fornelos de Montes. La actividad ha despertado desde el primer momento un interés inusitado en toda Galicia y norte de Portugal entre los muchos practicantes de este deporte de aventura y naturaleza.

Se desarrolla de un modo diferente a lo que suele ser lo usual en pruebas de bicicleta de montaña. En los primeros 25 kilómetros el terreno es llano. Eso no impide que ya en ese primer cuarto de itinerario el gran pelotón -rozó los 700 inscritos en la última edición- se fraccione en numerosos grupos, cuyos integrantes suelen rodar acoplados a rueda, recordando a las grandes clásicas.

La senda da Traída da Auga tiene unas características que la hacen única. Una de ellas es que iniciándose en una gran ciudad, se adentra durante más de cuarenta kilómetros en la naturaleza a través de un recorrido en el que el gran desafío no son las pronunciadas pendientes, sino en la distancia a cubrir, que en pleno invierno acaba haciéndose muy exigente, por ser época de temperaturas bajas y, si bien nos podemos librar de la lluvia, los tramos de barro son inevitables, hundiendo las ruedas en el piso y generando una gran tracción y el consiguiente desgaste físico.

Otra singularidad del recorrido es su fuerte contraste paisajístico y la extraordinario belleza del mismo. Se pasa de la Galicia industrial y marinera de Vigo y su ría, a la rural de montaña a medida que nos acercamos al Embalse das Eiras.

La prueba tiene también carácter benéfico, a favor de un proyecto social en Centroamérica, con particular incidencia en el departamento de El Progreso (Guatemala).